Red Modular Anago

Este fue uno de los primeros trabajos que realicé en el CSDMM, se trataba de crear con cartulinas una red modular y construir de esta un accesorio de moda.

Mi red modular era un muelle, el cual dejé en su forma más simple para el cuello y plegué sobre sí mismo para conseguir los círculos del collar y las “flores” de la mano.

Como idea original, este accesorio estaba inspirado en el nimbo cristiano. Pero al final fue cambiando su forma para acabar siendo una mezcla de faraón egipcio y pájaro del paraíso. ¿Demasiado romántico? Si es que se empezaba a notar mi tendencia por estos estilos.

¿Qué os ha parecido?

Deconstruccion Anago

Hace tiempo en la universidad se nos encargó que realizáramos un trabajo de deconstructivismo, consistente en utilizar prendas con otro fin, por ejemplo: Un pantalón que ahora es una chaqueta o un bolso que se transforma en cinturón.

La experiencia me sirvió de mucho ya que al descoser las prendas que estábamos trabajando, pude observar la forma en la que las habían confeccionado y cómo interactuaban las piezas que la formaban.

Al principio, no me quedó muy claro qué quería hacer en el diseño, así que empecé por descoser piezas diferentes y a modelarlas sobre el maniquí. Acabé utilizando el volante de un vestido para hacer las mangas, un chalequillo para hacer la base a la que sujetarlas y un fajín que inicialmente era el cuello del chalequillo. Para ponerlo se ata en la espalda y como diría mi profesora de confección: “¡Y FIESTA!”

El resultado es una prenda superior ideal para ir a la playa en verano, muy fresquita y única. ¡No seas predeterminado!

Una sudadera sencilla y clásica, que pretende ser cómoda, juvenil. Fácilmente combinable. Inspirada en los colores de la naturaleza (tierra). Tejido de punto de algodón.

Esta fue mi primera práctica en confección en una prenda completa. Aprendí a manejar distintas máquinas para cada parte de la prenda. Entre ellas, la remalladora, la máquina plana, de tres hilos. También a controlar las tensiones de la tela mientras coso, y sobre todo la dichosa velocidad de la máquina.

Gracias por estar ahí, mis pequeños modistas.

 

Diseño y confección: Lercmavis

Fotografía y edición: Anago