Red Modular Anago

Este fue uno de los primeros trabajos que realicé en el CSDMM, se trataba de crear con cartulinas una red modular y construir de esta un accesorio de moda.

Mi red modular era un muelle, el cual dejé en su forma más simple para el cuello y plegué sobre sí mismo para conseguir los círculos del collar y las “flores” de la mano.

Como idea original, este accesorio estaba inspirado en el nimbo cristiano. Pero al final fue cambiando su forma para acabar siendo una mezcla de faraón egipcio y pájaro del paraíso. ¿Demasiado romántico? Si es que se empezaba a notar mi tendencia por estos estilos.

¿Qué os ha parecido?

Deconstruccion Anago

Hace tiempo en la universidad se nos encargó que realizáramos un trabajo de deconstructivismo, consistente en utilizar prendas con otro fin, por ejemplo: Un pantalón que ahora es una chaqueta o un bolso que se transforma en cinturón.

La experiencia me sirvió de mucho ya que al descoser las prendas que estábamos trabajando, pude observar la forma en la que las habían confeccionado y cómo interactuaban las piezas que la formaban.

Al principio, no me quedó muy claro qué quería hacer en el diseño, así que empecé por descoser piezas diferentes y a modelarlas sobre el maniquí. Acabé utilizando el volante de un vestido para hacer las mangas, un chalequillo para hacer la base a la que sujetarlas y un fajín que inicialmente era el cuello del chalequillo. Para ponerlo se ata en la espalda y como diría mi profesora de confección: “¡Y FIESTA!”

El resultado es una prenda superior ideal para ir a la playa en verano, muy fresquita y única. ¡No seas predeterminado!

Este domingo hicimos una visitilla a un nuevo centro artístico que descubrimos en Madrid llamado “La Neomudéjar”. Sin duda si os gusta el arte y la creatividad os lo recomiendo. Eso sí, no es algo clásico tipo escultura, pintura, NO. Para mentes abiertas: es un arte muy experimental o como otros lo llaman “Random”.

Desde un primer plano de una vagina depilándose con cera hasta pinturas que hablan sobre el hambre en el mundo. Podrás encontrar un sentimiento en cada una de sus peculiares formas de expresión. Y digo peculiares, porque el propio edificio, ya es especial. Con su aire antiguo, abandonado y un tanto descuidado, pero con esto y con todo acogedor. Por su buen “rollismo”. Hay que tener en cuenta que se ve un arte nuevo, por lo que aquello estará lleno de gente que lo busque, en otras palabras gente rara (en el buen sentido de la palabra, ya os hablaré de mi amor por este tipo y mi infinito imán para-con ellos). Luego te sientes en un ambiente libre, con nuevos planteamientos que te sugiere todo lo que ves y entras en el estado, llamémosle “artístico”.

 

Entre estos planteamientos está esa fina línea en la que no sabes muy bien si lo que ves es una obra de arte, o algo que ha hecho un cocainomano con un bote de pintura y el conjunto de chatarra que tenía en su casa. Hay de todo, y ya estaríamos entrando en el famoso debate de qué es arte.

Uno de los detalles que más nos gustó, fue poder visitar los estudios de cada uno de los artistas o incluso verlos en plena acción. Hace que el espacio y lo que ves se sienta mucho más cercano y valorado, ya que de alguna forma requiere su esfuerzo y tiempo

Desde luego no es algo que se vea todo los días, y si eres creativo y necesitas inspiración éste es tu sitio. Si estás aburrido y quieres ver algo nuevo, éste es tu sitio. Y de eso se trata, es tan libre que puede ser parte de cualquiera, aunque por 4€ la entrada.

Neomudejar

¡Gracias por estar ahí modistas!