Está pasando desde hace bastante tiempo que las tiendas nos intentan vender la talla “Ideal”. Una talla en la que las mujeres tenemos que ser siempre perfectas y delgadas y que normalmente se relaciona con un número, el 34. Esto hace que en muchas ocasiones, las chicas que se ven más “gordas” que una talla 34, acaben teniendo enfermedades alimenticias. Solo por un número.

Hoy quería mostrarles como esa fantasía de una talla perfecta es solo marketing que no es nada real.

Primero quiero explicaros cómo funcionan las tallas: ¿Cómo puedes saber qué talla usas realmente? Es muy fácil. Solo tienes que medirte la cintura (Con holguras) y la mitad de esa medida será tu talla REAL. Por ejemplo, yo tengo una cintura de 60 cm, más 2 de holguras me darían 62 cm. La mitad, 31 y redondeando siempre arriba: 32. Esa sería mi talla real para pantalones, pero como tengo una cadera muy amplia, la talla 32 no se suele entrar, por lo que siempre pillo la 34 aunque me quede algo más suelta de la cintura. (Y depende del modelo, suelo preferir los pantalones más anchos por comodidad, ¡abajo los pitillos!)

Lo que vengo a decir es que yo siempre he usado la 34 porque estoy delgada por mi metabolismo. Yo no tengo ninguna enfermedad alimentaria, lo cierto es que me encanta comer y cualquiera que me conozca puede corroborarlo. Pero desde hace un tiempo, las tiendas traen tallas 34 TAN SUMAMENTE PEQUEÑAS que no me entran ni a la rodilla.

Os vengo con un ejemplo de algo que me ha pasado hoy, he ido a una tienda y pasé directamente de probarme la talla 34 porque es que no, no.

Talla real vs talla ideal

En esta foto podemos ver como, el pantalón que llevo es la talla 34 (Tiene ya unos años); el que me queda bien es la talla 38 y el que no me cierra es la 36. (Realmente si me lo podía cerrar pero me sentía MUY apretada)

¿Por qué hacen esto las tiendas? La última vez que fui a comprar un pantalón y me tuve que pillar una 38 me enfadé tanto que tiré los pantalones en la estantería porque las personas que me acompañaban (Familia) no paraban de asegurar que yo tenía esa talla. ¡¡Y NO ES VERDAD!! Yo no tengo la talla 38, yo ni si quiera tengo la talla 36 ni la 34. Mi talla real es una 32 aunque por culpa de mis caderas siempre compre una 34 a riesgo de que me quede amplio por la cintura. Yo solo me cabreé y tiré los pantalones gritando “QUE YO NO TENGO UNA 38”. Pero estoy segura de que hay miles de chicas que se sienten peor y miserables porque a una tienda le ha dado la gana de decir que ahora tener una 38 es una talla “grande”.

Chicas, no os dejéis engañar. ¡Medid vuestras cinturas y aliviaros con la talla que encontréis en ella! No importa que vuestra talla REAL sea la 38, 45, 32… ¡Lo que importa es que os sintáis a gusto con vosotras mismas! Yo me puedo enfadar cuando una tienda no tiene mi talla, al igual que vosotras. Pero que no pase de ahí, no creáis que ser más o menos es peor o mejor. Os cuento que mi cintura es muy pequeña en comparación con mis caderas y esto me trae muchos problemas con los pantalones, no porque crea que estoy gorda o porque me piense “mejor” que alguien. Tampoco quiero desmerecer a las personas que no se sienten bien consigo mismas y emprenden una dieta para adelgazar, siempre y cuando no se queden bajo el límite de peso saludable (Menos de 45 kilos). ¡Todas sois igual de admirables!

Lo que realmente me enfada es que cambien las tallas a gusto en las tiendas. Yo sospecho que es para vender ropa de “mayores” a niñas pequeñas que se creen más de lo que son. No tengo ningún problema en que vendan ropa de mayores a niñas más pequeñas, solo que… ¿Por qué no las tienes en una sección a parte? ¿Por qué no dedicas una zona JUVENIL en tu tienda? Aunque sea el mismo tipo de ropa si no lo separas, tu target siempre va a ser para gente joven y adulta, gente que va a pensar que la talla ideal es la 34. Una talla en la que no entra ni 1 pierna.

Conclusión: La talla solo es un número, que no va a cambiar tu cuerpo si en X tienda usas la talla 34 y en Y tienda usas la 42 siendo la misma persona en el mismo espacio.

¿Sabéis que para los hombres no hay tantas complicaciones? Los hombres tienen la talla REAL, basada en medir el pecho (Para camisas) y la cintura (Para pantalón), dar holguras y dividir por la mitad.

¡No os dejéis engañar, amigos predeterminados!

El último grito desde hace algún tiempo es la fidelidad al desarrollo sostenible o en otras palabras, preocuparse por un futuro en el que no acabemos todos como en Wall-E.

wall e

Este cuidado por nuestro futuro y conciencia social ha aterrizado en el mundo del diseño.

Sí señores, porque ¿quién dijo que si tenías una planta tenías que dejarla en casa? Ahora puedes llevarla contigo. Y es que en Islandia existe un diseñador que se dedica a desarrollar proyectos tan locos como este. A la par que innovadores, todo hay que decirlo.

Por lo que te presento a la que he bautizado como Eco-joyería o como el diseñador lo llama Growing Jewelry

HAF2

Se trata de un encuentro entre nosotros y la naturaleza. En Islandia se les ocurrió que ya que no podemos pasar mucho tiempo con ella, llevémosla con nosotros. Ya sabes, si no puedes con tu enemigo, únete a él.

Estas piezas únicas, están hechas de un acero inoxidable que deja crecer entre tus dedos musgo islandés. Además al ser un ser vivo, tendrás que cuidar de él, aunque los cuidados son mínimos, cortar y regar según las instrucciones que encuentres.

HAF3

El diseñador se llama Hafsteinn Juliusson, pero no te preocupes, no tendrás que memorizar ese nombre. La marca es simplemente HAF.

 

No se dedica sólo a hacer anillos y collares de este tipo, tiene otra clase de proyectos bastante interesantes.

HAF4

Si quieres, te dejo aquí abajo su página web. Te recomiendo que le eches un vistazo. Eso sí, si te ha encantado la idea de la joyería, como a mí, y quieres uno, no te asustes al ver el precio. Lo innovador cuesta lo suyo.

Página web: http://www.hafstudio.is/en/

Gracias por vuestra visita mis creativos :)

 

Se nos planteó un ejercicio en la asignatura Fundamentos del diseño llamado ”deconstrucción”.

¿Qué es esto?

Se trata de crear una prenda completamente nueva a partir de otras. En este caso yo utilicé dos camisetas de punto y unos pantalones largos vaqueros.

blog 2    IMG_20150410_125932 (1)   blog

El proceso que seguí fue el siguiente:

Primero hice un brainstorming de bocetos con todas las primeras ideas que me surgían, y elegí después el diseño que más me gustaba.(Consejo, si os da pena no hacer el resto porque veis que no era viable en el momento, no lo desechéis, lo podréis utilizar para cualquier otra ocasión). O si veis que no os vienen las ideas dibujando, siempre podéis probar con el modelado (probar las prendas en un maniquí, y cambiarlas de posición hasta que nos guste)

Diseño Lercmavis

Antes de comenzar a coser, cogemos las medidas de la persona a la que va destinada la prenda. Posteriormente las cortamos.

Para coser las prendas de punto tuve que utilizar la máquina de cinco hilos, ya que son prendas que estiran, y si utilizamos una máquina plana el acabado será como si hubieseis estirado la prenda hasta más no poder. Por otro lado para que no se deshilachen, usé la máquina remalladora previamente antes de usar la de cinco hilos. Para unir los pantalones a la camiseta de punto a rayas igualmente utilicé la máquina de cinco hilos.

El resultado final fue éste:

Espero que os haya servido mis creativos. Muchas gracias por la visita :)